logo

41. Arriba el telón

  • cap-41-1
  • cap-41-2
  • cap-41-3
  • cap-41-4

Por fin se representa en la parroquia la obra “Llama un inspector”, y todos los actores tienen los típicos nervios previos al estreno. Inés acude a Diego para tranquilizarse mientras que Mercedes, por su parte, está un poco harta de que la obra de teatro desvíe a su hija de sus obligaciones en la boutique. Por si fuera poco, Nieves y Pili andan siempre a la greña delante de las clientas por sus diferencias en torno a la obra.

Después de los gastos del bautizo de Teresa, Antonio está muy preocupado porque no consigue que Don Pablo le asigne un sueldo fijo. Éste prefiere que su subordinado gane dinero a través de las sospechosas comisiones de los proveedores de la constructora. Antonio, más honesto que su jefe, se verá ante un gran dilema moral.

En los tiempos en que más de 250 mil personas se manifestaban en Washington en contra de la guerra de Vietnam, Toni sigue en su período de instrucción militar. Allí conocerá de primera mano la tozudez de sus superiores y la solidaridad de sus compañeros reclutas.

Por último, Carlos se sentirá desplazado en la familia por culpa de su nueva hermana, Teresa. Ésta recibe todas las atenciones y a él no le hacen ni caso. Herido, como príncipe destronado que es, buscará soluciones drásticas a su problema.

  • Share