logo

51. La larga noche del maletí­n

  • cap-51-1
  • cap-51-2
  • 51-mario-pili-2
  • 51-paris-16

El viaje a París toca a su fin, pero Nieves está dispuesta a disfrutar hasta el último instante. Y es que, para ella, los franceses son la pera limonera. Mercedes asiste preocupada a los devaneos de su amiga, que hace de todo menos pasar por la pensión. En su último día en la capital francesa, Mercedes se cita con Asunción Riaño, la modista que conoció en el capítulo anterior. Mientras hablan de negocios ven pasar, para sorpresa de Mercedes, un grupo de españoles manifestándose contra Franco. Pero, aunque los aires de libertad que se respiran en París contrastan con el ambiente de la España de 1970, Mercedes está deseando volver a casa y ver a su familia.

Entretanto, Antonio está preocupado porque no sabe nada de su mujer desde que volvió de Marbella. En la constructora, Don Pablo le da un maletín con el que hacer de nuevo un encargo desagradable, para conseguir de una vez por todas los permisos de construcción. Antonio, preocupado por el encargo y harto de que en su casa todo el mundo haga lo que quiera, estalla con su hija Inés, que está a punto de partir de gira. Pero el estado de Antonio no pasa desapercibido a sus amigos de la bodega, que le preparan una sorpresa para que pueda aliviar sus tensiones…

Mientras Diego Barrios ultima los preparativos de la tourné, Inés tiene que soportar que todo su entorno cuestione su vocación de actriz. No obstante, está embargada por la emoción del estreno y, lo que es más importante aún, por pasar unos días con Diego lejos de Madrid.

Por último, a Toni le comunican en el Ejército que tiene que operarse de fimosis. Carlitos, que se entera de que el de Toni no es el único caso en la familia, piensa que el destino le depara ser el siguiente en pasar por el quirófano. Y es que la maldición de los Alcántara le persigue.

  • Share