logo

93. Polvorones bajo palio

  • cap-93-1
  • cap-93-2
  • cap-93-3
  • cap-93-4

Entre preocupaciones, payasos y alguna que otra inundación, la Nochebuena de 1972 llega a la casa de los Alcántara.

En la imprenta de Antonio, el espíritu navideño ha sido sustituido por la tensión de un encierro convocado por los trabajadores. Esta situación le plantea un dilema al cabeza de familia de los Alcántara, que le hará debatirse entre la solidaridad y la justicia con sus compañeros por un lado, o una posición segura al margen de la huelga para tranquilidad de Merche, por otro. Encontrar a Don Pablo para hablar del posible juicio de Construcciones Nueva York es otra de las preocupaciones que atormentan a Antonio en estos días.

Mercedes por fin empieza las clases para sacarse el graduado escolar, pero no puede dejar de pensar en Inés y en su posible relación con Eugenio. Sobre todo, después de encontrarlos en una situación un tanto comprometida en casa de su propia hija.

Mila y Toni no pasarán juntos esta Nochebuena. Toni la acompaña a la estación para que coja el tren para ir a Córdoba a ver a sus padres. Allí tendrá un encuentro inesperado que le removerá grandes sentimientos y emociones que vienen de un pasado no muy lejano.

Carlitos no aguanta más sin televisión. Y es que desde que sufrieron el timo de la antena su vida ha quedado vacía de lo que más le gusta, es decir el “Un, dos tres”, “El fugitivo” y “Los chiripitifláuticos”. Ante la negativa de sus padres a comprar un nuevo televisor, Carlos ve la luz con la llegada al barrio del circo, que organiza un concurso de disfraces cuyo premio es un televisor último modelo.

  • Share